Seguridad pública y justicia para todos

Seguridad pública y justicia para todos

En la Asamblea lucharé por la prevención de la violencia a través de programas sociales, control de armas y mayor responsabilidad policial y, por el fin de la encarcelación masiva:

  • Acabar con fianza en efectivo y multas costosas
  • Abolir prisiones privadas y empleo privado de personas encarceladas.
  • Programas sociales para la prevención de la violencia con sistemas de consejería para el cese de conflicto, programas de capacitación para el trabajo de reinserción y remuneración para la prevención de la violencia.
  • Ganar Medicare para todos, junto con programas integrales de trabajo social y salud pública, para la prevención de la violencia a través de la atención de la salud mental.
  • Implementar un proceso de investigación automático e independiente para casos de violencia policial.
  • Derrotar la ley de "tres strikes" de California y terminar con la sentencia mínima obligatoria.

California, como todo el país, se enfrenta a una crisis de violencia policial y encarcelamiento masivo. Mi enfoque sobre la justicia penal y la seguridad pública se basa en dos principios: prevenir la violencia al proporcionar a todas las personas los medios para llevar vidas seguras y sanas; y reformar el sistema de justicia para elevar las necesidades de la gente encima de los intereses financieros.

Trabajaré para prevenir la violencia con políticas que empoderen a las personas y fortalezcan a  las comunidades, no a través de la policía militarizada y el encarcelamiento masivo. En Richmond, trabajé para promover la reintegración exitosa de personas anteriormente encarceladas en nuestra comunidad, y haré lo mismo a nivel estatal. Favorezco fuertes programas sociales a nivel estatal para la prevención de la violencia, incluidos programas de tutoría de “alto al fuego”, junto con asesoramiento de reingreso, programas de educación laboral y remuneración para la prevención de la violencia.

La violencia en nuestras comunidades también se puede reducir con  buen acceso a la atención de salud mental. Las opciones de tratamiento comunitario en California carecen de fondos suficientes. Nuestro estado puede y debe proporcionar fondos adecuados para ayudar a las personas con enfermedades mentales. Medicare para todos es un paso importante para garantizar que las personas que sufren puedan recibir atención de alta calidad.

Necesitamos reducir la violencia armada. Apoyo medidas efectivas de control de armas, incluyendo la venta de municiones y los límites de tamaño de clip, la prohibición de armas de asalto, la implementación de programas de recompra de armas voluntarias en todo el estado y nuevos impuestos sobre  las ganancias de la industria de armas.

Lucharé para eliminar la Declaración de los Derechos Policíales y para crear un proceso de investigación automático e independiente en casos de violencia policíal, como el que establecimos en Richmond. Debemos terminar con la confiscación de bienes que injustamente coloca las ganancias del departamento de policía por encima de los derechos civiles.

Necesitamos terminar con la encarcelación masiva. Demasiados californianos han sido encarcelados por posesión de drogas ilegales, aumentando nuestra tasa de encarcelamiento y destruyendo las posibilidades de las personas de tener una vida productiva. Apoyo la despenalización del uso de drogas y posesión personal,  reemplazando la penalización con un enfoque de salud pública para terminar con el abuso de drogas. La ley de "tres strikes" de California debe ser derogada, y debemos terminar con la sentencia mínima obligatoria. La pena de muerte debe ser abolida por completo. Lucharé para prohibir el enjuiciamiento de niños como adultos.

Bajo nuestro sistema actual de libertad bajo fianza, los sospechosos adinerados no tienen que sufrir detención preventiva, mientras que los sospechosos más pobres pasan largos periodos en la cárcel sin oportunidad de defenderse ante un juez. Apoyo terminar con la fianza en efectivo de inmediato.

Todos merecen el derecho a una fuerte defensa legal independientemente de su capacidad de pago. Por esa razón, quiero proporcionar un apoyo estatal más fuerte a los defensores públicos. Debemos asegurarnos de que nuestro sistema de justicia funcione para todos, no solo para unos pocos.

Ninguna corporación debería beneficiarse del encarcelamiento. Debemos abolir las prisiones privadas y terminar con la explotación de presos por parte de corporaciones privadas. Las prisiones privadas crean incentivos para mantener a las personas en la cárcel y para minimizar la asistencia y los servicios a las personas que cumplen condena. Cuando las personas son encarceladas, el estado debe ser responsable de llevar a cabo las tareas de custodia, cuidado y rehabilitación. El estado debe proporcionar prisioneros que quieran trabajar con empleos buenos y bien pagados que los preparen para la reinserción en la sociedad.

 

 

Jovanka Beckles

I am running for the California State Assembly to transform our state government to work for people, not profit. Join me and our movement to build a California that works for the many, not the few.